ADAPTACIÓN Y APRENDIZAJE

¿Os ha pasado alguna vez, que planificáis vuestro día y cuando llega el momento, nada de lo planificado sale como realmente esperabais?
¿Cómo reaccionáis?, ¿cómo os adaptáis?

desesperacion

¡UN DÍA NUEVO!

Amanece un nuevo día y… ¡que ganas de preparar y comer un buen desayuno!, unas buenas naranjas para preparar zumo, un buen pan de centeno integral para preparar unas tostadas con to… ¡oh Dios mío, no hay tomate!, ¿y ahora qué hacemos?, ¡vamos a apagar las luces, bajar las persianas y a quedarnos llorando!

Ehhh…, bueno, un poco de tranquilidad ¿no?, algunos de los que estéis leyendo, podréis pensar, “tampoco es para tanto, desayuna cereales mismamente”, pues si, tenéis toda la razón, no es para tanto, pero…vamos con otro supuesto:

Amanece un nuevo día y… ¡que pocas ganas tengo de ir a trabajar, que pena que no me toca la lotería y mando al jefe a tomar por…!
Te levantas, te vistes, te peinas, te echas perfume y sales a coger tu coche con dirección a ese trabajo que “tanto te entusiasma”. Llegas, saludas a los compañeros y…, el jefe te llama al despacho, quiere hablar contigo.
Una vez en el despacho, tu jefe, saca un “sobrecito” lo abres y…la lotería, ¡te ha tocado! DESPEDIDO.
De camino a casa, no haces más que pensar en la cantidad de responsabilidades que tienes, la hipoteca, el colegio de los niños, el seguro de los coches, el agua, la luz, el gas…, total, que llegas a casa, apagas las luces, bajas las persianas y te quedas llorando.

Bueno, bueno… dos ejemplos y un mismo final.
Ya veo a algunos diciendo “hombre, es que no es el mismo caso, ¡no compares!”, nuestra respuesta a eso es… depende de cómo lo mires.

autoconocimiento-empleo-a

AUNQUE PAREZCA QUE NO…, ¡ESTAMOS EN LAS MISMAS!

Como hemos dicho, en los dos ejemplos ya hemos visto que se ha producido el mismo final, uno se queda sin desayunar, apaga las luces, baja las persianas y se pone a llorar; el otro se queda sin trabajo, apaga las luces, baja las persianas y se pone a llorar. Ahora bien, igual que en el primer ejemplo, lo lógico hubiese sido adaptarse a la situación, cambiando el desayuno por unos simples cereales o algo de fruta; en el segundo ejemplo estamos en las mismas.

Podemos entender, “dentro de la normalidad”, que cuando te comunican la noticia del despido, te vengas un poco abajo ya que tu zona de confort se ha visto afectada, pero no hay que dejar que esa sensación se adueñe de ti. Vamos por partes:

Te has levantado “relatando” por el día que te esperaba, no tenías ganas de ir al trabajo del que te han despedido, deseabas poder no dirigirle la palabra más a tu jefe y también querías que te tocase la lotería. Bueno, pues en el despido lo tienes todo.
Adáptate a la situación y hazlo lo antes posible, puedes verlo como una derrota, pero en ti esta el verlo como una victoria.

TIENES LO QUE HAS PEDIDO…

Inconscientemente has obtenido lo que has pedido, la energía del universo te ha escuchado, así que… ¡es una nueva oportunidad para ti, aprovéchala!
El mundo no es tan cruel como la sociedad nos hace ver, el mundo es lo cruel que 8604426mismo quieres que sea contigo.

Si te adaptas a la nueva situación y tratas de aprender lo que el universo quiere para ti, todo será mucho más llevadero.
El universo quiere para ti, lo que tú mismo quieras para ti, claro está, lo fácil sería ir a una administración de loterías, comprar un décimo y que ese décimo sea el premiado, pero… ¿qué aprenderías de ello?

Teniendo en cuenta que las posibilidades de comprar el décimo que vaya a ser premiado son pequeñas, trata de hacer lo verdaderamente factible, adáptate a la situación.
Cambia de tu día a día esas pequeñas cosas que con el paso del tiempo se convertirán en grandes cosas, es sorprendente las cosas que se llegan a conseguir con “un simple” cambio de actitud.

ADAPTACIÓN, ¡EL CAMBIO ESTÁ EN TÍ!

Siguiendo con el ejemplo, en vez de llegar a casa y tomar la actitud derrotista que hemos dicho, sube las persianas, deja que los rayos de sol entren por la ventana e iluminen tu rostro.

Siéntate y párate a pensar en lo que realmente siempre has querido, ¡pero no escatimes!, lo que realmente quieras y te esfuerces por conseguir día a día es lo que vas a atraer.

Nuestro consejo, como hemos dicho, empieza por cambiar pequeños hábitos y trata de que los nuevos sean más respetuosos contigo mismo, cuando tu percepción de la realidad cambia positivamente, adquieres la facultad de apoderarte de toda esa energía positiva que se mueve a tu alrededor.

Adáptate al cambio, ¡haz que el cambio sea positivo!, es una nueva oportunidad que la vida te está dando para que realmente comiences a trabajar en aquello que verdaderamente te gusta, una oportunidad para que tus días comiencen con una sonrisa en los labios, y así no tener que estar esperando un “golpe de suerte” para que se produzca un cambio en tu vida, como el que te podría dar la lotería.

img_07211

Adáptate y trata de hacerlo lo más rápido posible, porque el quedarte en casa con una actitud derrotista no te va servir nada más que para que nada fluya a tu alrededor.
Este caso es solo un ejemplo gráfico, para que os metáis en situación, pero el fondo de este post es completamente aplicable a todos los ámbitos de vuestro día a día, de vuestra vida, y os lo resumimos de la siguiente manera:

Trata de proyectar tu mejor energía para alcanzar tus sueños, porque quizá esta es la lotería que estabas esperando desde hace mucho tiempo.
Trata de que tu día a día sea tu lotería particular, porque la mayor felicidad que puedas encontrar, depende de ti, en lo que das al universo.
Tu mayor lotería está dentro de ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s