SOMOS LO QUE COMEMOS

Como se suele decir “somos lo que comemos”, por eso, hoy queremos hablar de la repercusión o ciertas consecuencias de algunos alimentos más allá de lo físico.

En multitud de ocasiones en las que hablamos sobre alimentación, nos damos cuenta de que la mayoría de la gente no le da la importancia adecuada a este término.

somosloquecomemos

Cuántas veces nos habrán dicho expresiones como “¡hay que vivir!”, “¡disfruta de la vida!”, lo que da resultado a una reflexión posterior que no es otra que “si nosotros vivimos y disfrutamos de la vida, solo creemos que hay que obtener la felicidad (en lo que a alimentación respecta) por determinados alimentos.”

NO PONGAS EXCUSAS

Como siempre decimos, no somos nutricionistas, pero hoy en día con la información disponible al alcance de todos los públicos, no es muy complicado tener en cuenta ciertos aspectos para nuestra alimentación diaria.

Cuando algunas personas tienen una mala época, producida por el estrés causado por el trabajo, ciertas relaciones familiares y/o sociales, entre muchas otras, nuestro organismo y nuestro sistema afectivo se ve debilitado, siendo más frecuente el consumo de “ciertos alimentos”; en su mayoría grasas saturadas y azúcares llamados calorías vacías, no aportando vida a nuestro organismo.
En muchas ocasiones, los conflictos causantes de nuestro estrés, no pueden solucionarse al instante, lo que provoca un bajo estado anímico.

alimentacion-neuronas

Nuestra mente está formada por billones de células llamadas neuronas, los neurotransmisores son los que permiten que nuestro cerebro trabaje, estableciendo conexiones entre las neuronas.

Ese bajo estado anímico va aparejado de ansiedad, ansiedad que muchísimas personas canalizan a través de “ciertos alimentos”, ¿cuántas veces cuando habéis sentido estas sensaciones, habéis comenzado a comer algo que no deberíais comer y algo dentro de vuestras cabecitas os decía, “bah, no pasa nada, si por una vez…”?, consecuencia, te acabas “poniendo ciego” a comer aquello que no debes y al día siguiente se vuelve a producir la misma situación, volviendo a “ponerte ciego” a esos “alimentos tan ricos” y tan poco saludables.

Es ahí donde debemos ser más conscientes y coherentes con nosotros mismos, tratando de solucionar aquellos conflictos, de la manera que está más a nuestro alcance, el alimento con el que nutrimos a nuestro organismo.

CONSCIENCIA

Muchas personas deciden no tomar conscencia sobre lo que comida-basuranos está sucediendo y no poner cordura, siendo el siguiente paso el consumir sustancias nocivas que nos van a dañar aún más.
La consecuencia de esto es, que acaba convirtiéndose en un círculo del que la mayoría de las personas no quieren o no pueden salir.

La mente juega un papel muy importante en todo este proceso, por eso con este post, queremos dejar claro que hay que ser tajante con ciertos aspectos para poder determinar cuando la mente controla nuestro ser, cuando en realidad tiene que ser nuestro ser quien controle la mente, ya que ésta está para servirnos en los momentos que nosotros deseemos, no para que actúe por libre sin tener en cuenta lo que realmente es beneficioso para nuestro organismo.

Cuándo sientes que tienes hambre, ¿crees que todo es tan simple como ingerir cualquier tipo de alimento y así poder saciarte?
Por si no lo habías pensado, cuando sientes que tienes hambre, tu cerebro, siente una carencia de NUTRIENTES esenciales, ¿crees que las bebidas azucaradas, bollería industrial y snacks, entre muchos otros, te aportan lo que tu mente realmente necesita?

¡TOMA EL CONTROL DE TI MISMO Y NO DEJES QUE NADA NI NADIE TE DOMINE!

Como hemos dicho anteriormente, hay muchas veces que por diversas circunstancias no podemos poner fin a determinados conflictos de nuestra vida, por eso os pedimos por favor ¡NO LOS RETROALIMENTÉIS!
Aunque os pueda parecer difícil, si vais modificando ciertas pautas de vuestra alimentación, cambiando aquellos “alimentos” poco o nada saludables, por aquellos otros que realmente lo son, acabaréis generando UN HÁBITO, haciéndolo parte de vuestro día a día, hasta que forme vuestro estilo de vida.

dieta-vegetariana

Es sabido que la falta de los siguientes nutrientes, está directamente relacionado con ciertas enfermedades mentales:
Ácidos grasos poliinsaturados: son esenciales y no pueden ser producidos por nuestro organismo, por tanto, necesitamos un aporte externo que conseguiremos a través de los ácidos grasos omega 3 presentes en los pescados grasos (pescados azules), aceites de pescados y marisco, además de en los aceites de semillas y nueces; ácidos grasos omega 6 que se encuentran en el aceite vegetal de semillas.
Minerales: Zinc, magnesio y hierro, que podremos obtener de cereales de grano integral, legumbres, frutas y vegetales.
Vitaminas y antioxidantes: procedentes de frutas y verduras

Un estudio realizado por el hospital McLean de la Universidad de Hardvard, publicado el 15 de abril de 2005 en el “Issue of Biological Psychriaty”, demostró que alimentos con ácidos grasos omega 3 y otros con un alto contenido en uridina, son capaces de reducir los síntomas de la depresión tanto o más que ciertos medicamentos.
Por otro lado, un estudio llamado “Changing Diets, Changing Minds”, o lo que es lo mismo “Cambiando dietas, cambiamos mentes”, afirma que hay ciertos nutrientes que son indispensables para el correcto funcionamiento del cerebro y salud mental, consiguiendo su funcionamiento y desarrollo óptimo.

CORDURA

Cuando compras un coche nuevo, lo haces pensando que dentro de tus posibilidades, has elegido la mejor opción, por lo tanto esperas que te dure el máximo tiempo posible, para ello debes limpiarlo a menudo, pasar las revisiones a tiempo, echar el combustible adecuado… entre muchas otras cosas más.
Ahora bien, imaginemos que has comprado el mismo coche y como hemos dicho antes, esperas que te dure el mayor tiempo posible, pero sin embargo adoptas otro tipo de actitud, nunca lo limpias, las revisiones no las pasas cuando corresponden y echas el combustible de peor calidad del mercado. ¿Qué crees que pasará?, ¿crees que tomando la actitud del segundo ejemplo, el coche durará tanto como en el primer caso?, ¡por supuesto que no!, la chapa y la pintura se estropeará y perderá su color, el motor y resto de sus componentes comenzarán a fallar, teniendo que llevar el coche al taller constantemente.

ACTÚA

Si no cambias tu manera de actuar, tu rostro, tu piel, tus órganos y tu mente se verán afectados, teniendo que acudir al médico constantemente.
¿De verdad crees que no es tan importante o que tan poco es para tanto?
Lógicamente, como ya hemos dicho en otros post, nosotros hemos ido modificando nuestros patrones de alimentación, ¿sabéis algo que cambió para siempre nuestra manera de alimentarnos?, nuestro gran amigo Joshua, experto en muchos ámbitos, entre ellos el de la alimentación, nos recomendó que apuntásemos todo lo que comíamos y bebíamos a lo largo del día, durante un mes.
Tras el mes y solo viendo el papel con lo que habíamos hecho mal, supimos que teníamos que cambiar ciertos hábitos y así lo hicimos.
Nosotros no somos ni mejores ni peores que nadie, pero no todo el mundo es capaz de ser tan autocrítico consigo mismo.
Al decidir plasmar en un papel todo lo que haces como costumbre, cabe la opción de poder quedar retratado y hay a mucha gente que la necesidad de realizar cambios en su día a día le asusta.

No estamos diciendo que jamás vuelvas a probar un dulce, un refresco o una salsa, estamos diciendo que cambies tus hábitos de alimentación, hasta convertirlos en un estilo de vida sano y saludable.
Lógicamente no para todo el mundo nuestros patrones de alimentación son los correctos, pero una cosa es discrepar entre tomar lácteos o no, consumir o no consumir carne, y discrepar entre que el consumo de productos azucarados y grasas saturadas “no es tan malo”.
d-man-showing-okay-hand-sign-check-mark-over-white-background-36749386
Como hemos dicho, adoptando los patrones correctos sobre alimentación, cambiando hábitos hasta convertirlos en un estilo de vida sano y saludable, SOLO ASÍ Y SIN SALTARTE NINGÚN PASO, puedes adquirir la conciencia necesaria para poder permitirte el capricho esporádico de consumir ciertos productos de los que habitualmente hay que prescindir.

Como siempre, ¡esperamos que todo lo escrito os haya parecido interesante y os pueda servir de ayuda!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s