SALIR DE LA ZONA DE CONFORT

Como personas inquietas que somos, nos llama mucho la atención ver como mucha gente vive anclada en su zona de confort.

¿Habéis oído hablar de ella? Se trata de esa zona en la que las personas se sienten “cómodas”, en la que viven al margen de la ansiedad por conocer nuevos frentes en su vida y donde saben que podrían vivir sin riesgos en muchos ámbitos de su día a día.

Entrecomillamos la palabra “cómodo”, porque realmente las personas que viven ahí, no están del todo a gusto con sus vidas.

Suelen ser personas que se quejan constantemente de su situazona-de-confortción laboral, económica, familiar o sentimental, pero que a la vez no hacen nada por cambiarlo.
Siempre están diciendo que se merecen algo mejor, que ganan poco dinero en su trabajo, que sacrifican muchas horas para llegar a fin de mes o que sus parejas no les corresponden con el trato, ¿verdad?
Pero luego veis como esas personas no buscan otro empleo, rechazan oportunidades, siguen atados a una misma pareja y simplemente están frustrados pero no cambian nada.

¿POR QUÉ SIGUEN ASÍ ENTONCES?

Tienen un estado mental fácil.
Ya conocen todos los puntos fuertes y débiles de sus vidas y saben cómo sobrellevarlos, es como conducir un coche automático.
Hay cosas que cambiarían en su vida, pero la pereza y el miedo por la novedad, les puede más que su descontento con su propio mundo.
Tienen miedo al cambio, y ese miedo es el mayor enemigo de la zona de confort.

No se dan cuenta de que los cambios siempre son para mejor, que hay un mundo de posibilidades ahí fuera y que podrían explotar y aumentar su potencial si se sintiesen valientes para salir de su zona de confort.

El problema es que esa zona de confort, a la larga puede suponer un gran problema de autoestima haciendo entrar a la persona en estados emocionales muy parecidos a los de la depresión.

Seguro que esas personas piensan a diario que deberían dar un golpe en la mesa y hacer algo por sentirse mejor con ellos mismos, por crecer y por ampliar sus posibilidades en la vida, pero el miedo les frena y nunca lo hacen.

 

¿VIVES EN UNA ZONA DE CONFORT?

Vamos a plantear algunos puntos para que valoréis si vuestra vida se mantiene en una zona de confort.
Si es que sí, id pensando vuestro objetivo para salir de ella.

images

-Como decíamos al principio: ¿os quejáis por cosas pero no hacéis nada por cambiarlas?
Si la queja suele ser vuestro credo, pero a la vez no cambiáis nada, mejor que estéis en silencio porque ese tipo de quejas agotan a cualquiera.

-¿Os gusta el refrán que dice: “más vale malo conocido que bueno por conocer”?: pues entonces significa que os conformáis con cualquier cosa, y que os da miedo a perder lo que tenéis, aunque lo que tenéis sea negativo para vosotros.
Con esta actitud solo conseguís perder oportunidades.

-¿Queréis hacer cosas pero siempre encontráis excusas?: Si para todo lo que os gustaría conseguir os ponéis una cosa con la que auto justificaros de no hacerlo… es como tropezar con el cordón de vuestro propio zapato. No hay mayor obstáculo que nosotros mismos.

-¿Sentís que es cuestión de suerte que la gente consiga cosas que vosotros queríais?: si os planteáis siempre los logros de los demás como un toque de suerte, sentimos deciros que estáis dejando pasar oportunidades por delante y os engañáis a vosotros mismos con esta idea.

¿QUÉ HACER ENTONCES?

saliendo-de-la-zona-de-confort-escalera

¡¡SALID DE AHÍ!! Daos la oportunidad de abrir nuevas fronteras, conocer a nuevas personas de las que aprender siempre y de vivir experiencias increíbles.

Cambiad, dejad que la vida fluya y aprovechad todas las oportunidades que se os planteen, os aseguramos que de todo en la vida podéis obtener cosas súper positivas.
El salir de la zona de confort supone tener una vida más cómoda en todos los sentidos.

La zona de confort solo consigue que os estanquéis como personas, que no seáis capaces de obtener un desarrollo personal. En definitiva: la zona de confort os impide vivir la vida que deseáis vivir.

No tenéis que ser cabras locas tampoco, está bien tener zona de confort en cierta medida, pero que eso no os frene a la hora de buscar nuevas expectativas.

Os ponemos un ejemplo personal:
Lorena por ejemplo, ha cambiado muchas veces de trabajo, ¿por qué? Porque no se acomoda, si ella tiene un trabajo que no la hace estar plenamente feliz, busca otro que cumpla mejor sus expectativas.
Por eso ahora estamos adentrados en un gran proyecto profesional juntos (del que ya os hablaremos), porque así somos más felices, porque somos inquietos, no nos gusta la zona de confort y siempre andamos con nuevas metas en la cabeza, y cuando esas se cumplen, buscamos otras.

Todas las personas de éxito han salido de su zona de confort, ¿cómo si no iban a conseguir grandes logros?

img_0259
Nosotros en Jodhpur, “ciudad azul” (India)

Os invitamos a buscar nuevas metas, nuevos proyectos, nuevas vivencias… y que vayáis a por ellas sin miedo.
Ya nos conocéis, sabéis que somos personas muy positivas, así que nuestro mejor consejo es que no miréis atrás y no penséis que podéis perder, pensad siempre, SIEMPRE, ¡¡en lo que podéis ganar!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s